Conociendo el dolor de estómago

Vas camino a casa y, de repente, sientes una molestia en tu estómago, pero no sabes si es por la comida, estrés por el trabajo o algo más. Las causas del dolor pueden ser diversas, es importante detectar qué es lo que te lo provoca y así poder tratarlo correctamente.

Compartir

Tipos de dolor

¿Cómo se siente tu dolor?

El dolor de estómago varía dependiendo de cómo se siente (nudos, cólicos) o por factores como intensidad, duración o localización. Escuchar a tu cuerpo te ayudará a entender tu dolor, que puede ser de estos tipos:

Ícono de figura de mujer tomándose el estómago. Un par de rayos rojos frente al el estómago indican dolor.

Cólicos o espasmos

Gases, estrés o las emociones pueden producir este dolor, que puede llegar a ser intenso y ataca por sorpresa.

Ícono de figura de hombre tomándose el estómago que le duele en una zona amplia.

Generalizado

Este dolor se siente en más de la mitad del estómago y puede estar ligado a diversas causas.

Ícono de figura de hombre tomándose el estómago que le duele en una zona específica.

Localizado

Se siente en un área específica del estómago y puede ser indicador de un problema en un órgano en particular.

Área de dolor

¿Dónde te duele?

Las molestias estomacales te pueden sorprender en cualquier momento del día. Para entenderlas mejor es importante detectar dónde se ubican y hacia dónde se propagan, ya que pueden ayudar a tu médico a determinar sus posibles causas.

Ilustración: aparato digestivo dividido en "Abdomen Superior", "Abdomen Medio" y "Abdomen Bajo".

Frecuencia

¿Qué tan habitual es tu dolor de estómago?

Sufrir dolor de estómago no debe convertirse en algo normal ni debe afectar tus actividades diarias, aún cuando no sea grave. La frecuencia con la que te duele el estómago puede ser un indicador que te ayude a darte cuenta de que hay alguna otra causa, como colitis. Si tu dolor es frecuente y persistente, consulta a tu médico.

Causas de dolor

¿Qué causa el dolor de estómago?

Las causas de dolor de estómago pueden ser muchas y de distinta seriedad, por lo que lo más recomendable es que visites a tu médico de confianza para diagnosticarlas. En el día a día, éstas son algunas de las más comunes:

Tips y sugerencias

¿Qué tomar para el dolor de estómago?

Hay ciertos medicamentos que te pueden ayudar a aliviar tus molestias. Descubre para qué sirven los medicamentos más comunes para el dolor de estómago.

Ícono de un punto rojo rodeado por dos círculos rojos.

Antiespasmódicos

Este tipo de sustancias ayudan a relajar los músculos en tu estómago, aliviando los cólicos.

Ícono de un nudo con una cuerda.

Analgésicos

Son medicamentos que pueden reducir o aliviar el dolor al cortar las señales dolorosas que van a tu cerebro.

Ícono de una hoguera.

Antiácidos

Estos medicamentos reducen los efectos de la acidez estomacal, ya que neutralizan el ácido gástrico.

Recomendaciones

Buscapina®, tu aliado para aliviar espamos y molestias estomacales.

Imagen de una caja  de Buscapina® Duo contra un fondo naranja.

Buscapina® Duo

La doble acción, que combina hioscina y paracetamol, alivia el espasmo y el dolor de estómago.

Aprende más

Entiende tu dolor de estómago

    Las molestias en el estómago causadas por hábitos alimenticios, situaciones estresantes o por cambios en tu vida, se pueden llegar a evitar con prácticas como el lavado regular de manos, seguir una dieta balanceada o manejar el estrés.

    Para establecer las causas de la molestia en tu estómago, el médico podrá hacerte un examen físico y te hará preguntas específicas acerca de la ubicación, tipo e intensidad del dolor, así como sobre tus antecedentes. También podría solicitar que te hagas exámenes adicionales

    Para reducir el dolor estando en casa, puedes tomar un baño caliente o colocar una botella caliente sobre tu estómago, toma muchos líquidos y descansa. Si el dolor continúa, consulta a tu médico.

    Buscapina® te puede ayudar a aliviar las molestias estomacales, ya que contribuye a relajar los músculos del intestino y a aliviar los cólicos. Si presentas más síntomas, consulta a tu médico.

     

    Si las molestias persisten o aumentan, consulta a tu médico.